lunes, 19 de marzo de 2012

Forjando juntos la década de América Latina



A medida que me preparo para el debate sobre el desarrollo de América Latina en la Asamblea del BID de Montevideo, una palabra resuena a cámara lenta, como si de una película se tratara: a-lian-zas.
Es fácil entender por qué esta palabra es tan importante, teniendo en cuenta la incertidumbre que rodea a los mercados y economías mundiales —donde los esfuerzos conjuntos se convierten en la forma más sensata de avanzar y mantenerse lejos del peligro. 

Al mismo tiempo, creo que la reunión anual del BID será una gran oportunidad para mostrar por qué, al trabajar juntos el BID y el BM, entre otros, se mejoran los esfuerzos regionales por consolidar su creciente lugar en el mundo y la búsqueda de un crecimiento sostenido con oportunidades para todos sus ciudadanos.
Todo se reduce a convertir la década de 2010 en la “década de América Latina” —como le gusta decir a mi amigo Luis Alberto Moreno, presidente del BID.

Los antecedentes me dan la razón en cuanto a trabajar de manera conjunta. En 2009, cuando la crisis mundial se volcó sobre los mercados de capital, el BID, la CAF, nosotros y otras instituciones subregionales nos unimos para aportar US$90 mil millones para la región en dos años.
Este compromiso sirvió como cortafuego ante el contagio de una crisis que la región no contribuyó a crear.
Juntos respaldamos los esfuerzos de muchos países para absorber el impacto y salir reforzados luego de la desaceleración.

Lea la nota completa en el Banco Mundial:
Reacciones:

0 comentarios: